Consejos para ahorrar en tus compras semanales

Cuando nos marcamos un presupuesto en las compras del hogar, es necesario cumplirlo. Y es que comprar por impulso puede llegar a pasar factura a final de mes. En Finques Ollé intentaremos darte algunos consejos para que puedas optimizar tus compras. ¡Toma nota!

 

Consejos para ahorrar en tus compras semanales

No dejes escapar las ofertas

Se suelen encontrar alimentos que están cerca de la fecha de caducidad, por lo que requiere venderse cuanto antes. Estos productos suelen tener descuentos y ofertas que vale la pena no pasar por alto.

 

Elige recetas sencillas y económicas entre semana

Ya sea pastas, patatas, arroces, puedes elaborar muchas recetas originales con ingredientes económicos para comer entre semana. Eso sí, para todo hay momentos. Aprovecha el fin de semana para darte algún capricho.

 

Visita el mercado o supermercados a última hora

Siempre es un buen momento para probar nuevos ingredientes y productos. Y es que en muchos establecimientos rebajan los precios de sus productos perecederos antes de cerrar.

 

Evita la compra de salsas, aliños

Además de ser poco saludables, este tipo de productos suelen tener un coste elevado. Y es que no cuesta nada hacer nuestras propias salsas y aliños de forma natural y económica: ya sea con hierbas frescas, albahaca, aceite de oliva, vinagre, entre otros muchos.

 

No tires las sobras

Con las sobras podemos preparar muchos platos. Caldos para sopas, salsas para pasta, croquetas, entre muchas alternativas. Por ejemplo, los huesos y carcasa de un pollo asado sirven como la base de un caldo de pollo. Si los hervimos en agua con un par de cebollas, zanahorias y apio tenemos un caldo que nos sirve para hacer un arroz el día siguiente, un risotto, un guiso o una sopa. ¿Qué platos más se te ocurren?

 

Apuesta por las marcas blancas

¿Eres de los que va diariamente al supermercado? Compra productos de marcas blancas y mira varios sitios antes de comprar, de esta manera ahorrarás dinero en tus compras.

 

Crea tu huerto urbano

Parece una idea descabellada, pero cada vez es más habitual. Puedes cultivar algunas hierbas y vegetales en el jardín o en las macetas de tu terraza; así obtendrás alimentos frescos y prácticamente con coste cero.