¿Buscas piso de alquiler?

Si es la primera vez que buscas piso de alquiler debes saber que el contrato contempla una serie de cláusulas que ambas partes deben de cumplir.  Y es que dichas cláusulas, son de obligado cumplimiento ya que puede llegar a provocar que se penalice a alguno de los implicados por faltar a lo expuesto en las mismas. Para que no te coja desprevenido, en Finques Ollé queremos indicarte algunas cuestiones relevantes que debes tener en cuenta antes de firmar este documento.

Si lo que quieres es vivir en un piso de alquiler, es importante que tengas previsto durante cuánto tiempo querrás estar viviendo en el nuevo piso. La duración quedará reflejada en el contrato e indicará un conjunto de normas si quisieras abandonar la propiedad antes de este tiempo estipulado.

Otro aspecto a considerar previo a la redacción del contrato, es la cantidad que vas a tener que abonar. Si existen diferencias en esta cuestión, lo que quede reflejado por vía escrita es a lo que te vas a comprometer. Por tanto, si no te convence lo que te está solicitando o te prometen una cuestión diferente a lo que se recoge en el documento, olvídate de esta propiedad. Llegados a un momento, pueden exigirte lo que está estipulado aun cuando, verbalmente, se acordase otra cosa.

Entre los puntos importantes de conflictividad entre propietarios e inquilinos, encontramos las cuestiones relativas a los arreglos y desperfectos. En el caso de que algún elemento de tu hogar requiera ser arreglado, como puede ser, la presencia de humedades, atascos en las tuberías, persianas que se rompen o se descuelgan; esto debería correr por parte del arrendador.
De hecho, si se negase a realizar las reparaciones que fueran necesarias para el buen funcionamiento de la propiedad, se le podría penalizar.

Por último, recordarte que, si la vivienda que vas a alquilar se encuentra amueblada y se añade un anexo al contrato con los enseres que se aportan, te aconsejamos que revises tranquilamente el anexo y compruebes si es real dicha información. Una vez firmado el contrato asumes que dicho listado es real y, si faltase algo, pueden solicitarte una cantidad para sufragarlo.