Cómo afecta la inflación al sector inmobiliario

El aumento de la inflación está afectando a todos los sectores en general, y al sector inmobiliario en particular, debido a la subida de intereses y el encarecimiento de las hipotecas, junto con el aumento en los costes de las materias primas.

En Finques Ollé te explicamos cómo afecta la inflación al sector inmobiliario.

Dentro de los factores que principalmente afectan al sector inmobiliario, la inflación es una de las variables más importantes y va a suponer cambios en los próximos meses.

En la primera mitad del año, el mercado inmobiliario destacó por su resiliencia, ya que a pesar de la irrupción de la Guerra o la subida de los tipos de interés en ese momento, por parte del Banco Central Europeo, no afectó a las transacciones en compraventas durante los primeros seis meses del año, llegando a alcanzar las 270.000 operaciones.

Sin embargo, durante la segunda mitad del año, la variación anual del IPC se ha convertido en un elemento clave, que ha afectado a la bajada moderada de las operaciones inmobiliarias.

Durante estos meses de otoño-invierno la inflación será determinante, ya que afecta directamente al poder adquisitivo de los compradores, esto junto con la incertidumbre que se genera, supondrá un incremento en los precios de las viviendas.

Los precios altos en los inmuebles marcados por la alta demanda van a empezar a bajar en la última parte de este año y esto vendrá acompañado por un encarecimiento de las hipotecas, además de que los bancos van a empezar a exigir más condiciones para conceder hipotecas, lo que implica que se frenará el número de transacciones, al mismo tiempo que se reducen las personas que puedan acceder a la adquisición de un inmueble.

El precio de la energía y de las materias primas también determinará la estabilización de la inflación, ya que son elementos fundamentales para las construcciones de obra nueva.

Sin embargo, pese a todas estas dificultades y todas estas variables, incluyendo la inflación, el sector inmobiliario se adapta rápidamente a los nuevos retos y tendencias ofreciendo la posibilidad de realizar transacciones más sencillas y prestando asesoramiento a lo largo de todo el proceso.