¿Hay que contratar un seguro de hogar para una segunda vivienda?

Siempre surgen dudas con respecto a la necesidad de contratar un seguro de hogar cuando compramos una segunda vivienda, en Finques Ollé, explicamos si hay que contratarlo y por qué.

Normalmente, cuando compramos una vivienda, tenemos que contar con la contratación de un seguro de hogar para poder estar cubiertos ante cualquier incidente que pueda ocurrir.

Esta idea de tener la seguridad de que vamos a estar tranquilos durante todo el año, hay que extrapolarla a nuestra segunda vivienda. Más aún, cuando se supone que esta vivienda, al ser una segunda residencia, va a estar la mayor parte del año vacía y no podemos controlar diariamente si surge algún problema o no.

Es decir, no es obligatorio contratar un seguro de hogar para una segunda vivienda pero es bastante recomendable.

Las compañías aseguradoras ofrecen seguros específicos para este tipo de viviendas como segunda residencia, con coberturas básicas, teniendo en cuenta que este inmueble no va a estar ocupado durante todo el año.

Hay que considerar que emplear dinero en la contratación de un seguro de hogar para nuestra segunda vivienda, es una inversión que ofrece muchas ventajas, ya que te proporciona diferentes coberturas, dependiendo de tus necesidades, no obstante, entre las coberturas que deberías contratar se incluyen:

  • Cobertura básica: se trata de una vivienda que la mayor parte del año está vacía, cualquier cortocircuito puede hacer que se estropeen los electrodomésticos. Además estarás cubierto frente a incendios, fenómenos atmosféricos etc.
  • Cobertura frente a robos y actos vandálicos: como la mayor parte del tiempo la casa está sola, es mucho más susceptible de que puedan entrar a robar, romper cristales o que hagan desperfectos en la casa.
  • Cobertura por responsabilidad civil: tendrás la seguridad de que si, por ejemplo, hay algún problema con una fuga de agua y afecta a otros vecinos, estarás cubierto frente a los daños que has podido causar.

Cobertura jurídica: estos seguros también incluyen una asistencia jurídica para problemas de índole judicial.