Las mejores plantas de interior

Disfrutar de la naturaleza siempre es un placer y ahora que debido al coronavirus nos vemos obligados a pasar más tiempo en casa, no podemos aprovechar nuestro tiempo libre para poder visitar cualquier parque o campo y poder estar en contacto con ella. Si además, no tienes la suerte de tener una casa con jardín, te parecerá imposible estar en contacto con la naturaleza, pero aquí vamos a proponerte una serie de plantas de interior para que puedas crear tu propio entorno natural en casa.

Existen una gran variedad de plantas de interior: los helechos, el Ficus, la Monstera Deliciosa o costilla de Adán o la Sansevieria o espada de San Jorge, el Potho, etc., que se dividen según sus características:

  • Plantas de hoja verde: con grandes hojas y variedad de formas. Son tropicales y precisan de calor y humedad para su desarrollo.
  • Plantas de flor: bonitas y decorativas ya que mantienen el color de sus flores todo el año.
  • Plantas bulbosasque nacen de un bulbo.
  • Plantas cactáceasMás conocidas como cactus, que no necesitan mucha agua.
  • Plantas purificantes: Ayudan a combatir los gases nocivos que nos rodean.

Todas ellas son fáciles de mantener, pero hay una serie de cuidados comunes para que luzcan perfectas y aporten el toque natural a nuestra decoración:

  • Luminosidad: tienen que estar en un sitio con suficiente luz para poder realizar la fotosíntesis.
  • Exceso de agua: hay que tener en cuenta que al ser de interior no están bajo las inclemencias del tiempo y suelen necesitar menos agua.
  • Falta de humedad ambiental: si se trata de plantas más tropicales y que se soluciona pulverizándolas además del riego habitual.
  • Temperatura: hay que evitar los cambios bruscos de temperatura, tanto del aire acondicionado en verano como de las calefacciones en invierno. Lo importante es mantener una temperatura constante todo el año.
  • Abono: hay que añadirle los nutrientes adecuados para su crecimiento.
  • Cambio de maceta: para cambiarlas, las raíces deben estar en un tamaño adecuado para que crezcan bien.