¿Merece la pena comprar un inmueble para reformar?

La mayoría de las personas que se decide a comprar un inmueble, suele fijarse en aquellos inmuebles que estén en perfectas condiciones, bien porque se trate de una vivienda nueva o bien porque el vendedor se haya preocupado de reformar y adecuar el inmueble, con el objetivo de que esté listo para entrar a vivir.

Sin embargo, si conociéramos algunas de las ventajas de comprar un piso para reformar, igual lo tendríamos en cuenta a la hora de adquirir un inmueble.

En Finques Ollé te contamos si merece la pena comprar un inmueble para reformar.

Para empezar, una vivienda que necesite una o reforma tiene un 25% menos de media con respecto al precio de un piso de iguales características que esté en buenas condiciones. Aunque este porcentaje va en función de la Comunidad Autónoma, y también hay que tener en cuenta que, dependiendo donde se ubique el inmueble, en ocasiones, el hecho de que necesite reformas no implica que tenga un precio más barato. Como es el caso de Barcelona, donde el porcentaje se reduce a un 12%.

Lo interesante de comprar un inmueble para reformar, es que con este ahorro nos podemos plantear una reforma y conseguir que el inmueble, que quizás esté en la ubicación que necesitamos, aunque no esté en perfectas condiciones, se pueda adecuar a nuestras necesidades y nuestros gustos.

Lo que sí debemos tener en cuenta si estamos buscando una vivienda para reformar, es tener claro cuáles son nuestros requisitos mínimos, entre los que se pueden incluir: ubicación, superficie, número de habitaciones, si está en buen estado aunque necesite obras o necesita una reforma integral y todo lo relacionado con servicios y equipamientos cercanos, además del estado del inmueble en general (si tiene ascensor, por ejemplo) y si cuenta con extras, como puede ser un trastero o una plaza de garaje. Asimismo, es importante establecer un presupuesto máximo y tener en cuenta el presupuesto que vamos a destinar a la reforma.