¿Qué va a pasar a partir de ahora con las viviendas vacías?

Durante el año 2020, hubo excedentes de vivienda nueva que se quedaron sin vender debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus..

Tanto Madrid como Barcelona cuentan con la mayoría de los activos en construcción residencial y con las viviendas nuevas que se han quedado sin vender durante el año pasado.

Sin embargo, cuando hablamos de vivienda vacía, no nos referimos solamente a este excedente de vivienda nueva, sino que existen muchísimas casas vacías difíciles de cuantificar entre las que se distinguen inmuebles donde no vive nadie e inmuebles que no encuentran comprador.

En Finques Ollé te contamos qué es lo que va a pasar a partir de ahora con las viviendas vacías.

Dado que el problema de acceso a la vivienda, atribuido en gran parte a la escasez de oferta, y sobre todo a que sea asequible, ha hecho que muchas administraciones públicas estén planteándose la idea de utilizar este tipo de casas vacías para aumentar el parque de alquiler.

De hecho, en nuestro país, es posible la expropiación en tres comunidades. En concreto, Baleares ha sido una de las primeras en ordenar la expropiación de medio centenar de inmuebles, con el objetivo de que el Instituto Autonómico de la Vivienda, gestione estos arrendamientos mientras dure el contrato de alquiler, que tendrá una duración de 5 años, si se trata de una vivienda de un particular y de 7 años, si es de una empresa.

En este caso, la normativa permite la expropiación forzosa de los inmuebles de grandes tenedores, esto es, personas o empresas que tengan 10 o más casas y que lleven dos años vacías sin justificación.

En el caso de Cataluña, la expropiación también se tuvo en cuenta, aunque el Tribunal Constitucional dictó una sentencia donde los jueces consideraron que no se podía legislar sobre algo que afectaba al derecho de la propiedad.

No obstante, tanto en Cataluña como en otras comunidades, se están centrando cada vez más en las penalizaciones a la vivienda vacía, ya que el Gobierno ha decidido incorporar esta cuestión en la futura Ley Estatal de Vivienda.